Morante presenta su Tour 2014

MAD_1726

La Sala Joy de Madrid se engalanó el pasado jueves 6 de marzo para recibir a Morante de la Puebla. El torero, como si de una antigua deidad romana se tratara, surgió de la oscuridad, envuelto en humo y elegante y poderoso, sobre un lecho de claveles rojos, se dejó querer por sus fieles que se habían congregado para celebrar con él el primer gran acontecimiento de la temporada.

Morante apuntó que “uno pasa por la vida pero el toreo se queda, porque es eterno.” El torero explicó que habrá un autobús que lo acompañará en todas sus tardes que será dirigido por las Juventudes Taurinas y que a su alrededor esperan estructurar exposiciones, encuentros de toreo de salón y muchos otros eventos que reflejen el sentir de que el toreo es mucho más que las dos horas que dura una corrida.

“Uno pasa por la vida y el toreo se queda, y cuando es eterno, se queda para siempre”, señalaba el torero quien destacaba que “el tiempo es el que se encarga de decir si algo es arte o no. Lo que se recuerda, lo es.”

“De cara a esta temporada tengo cosas interiores muy intensas por decir, pero para que salgan necesitan el toro adecuado. El arte es lo más importante en la vida y en estas treinta tardes lo quiero compartir con todos vosotros. Os quiero y que Dios reparta suerte”, remató Morante con su mejor sonrisa y agradeciendo la presencia de todos los asistentes.

Cuando finalizó el acto y mientras el maestro atendía a la prensa, Javi Moya, cantante cigarrero de sevillanas y rumbas y amigo personal del torero desde la cuna, deleitó a todos los asistentes con un pequeño recital.