Almohadillazos contra Ponce (Storify)

http://storify.com/MartaGirona/almohadillazos-contra-ponce#publicize

Anuncios

“Siempre he contado con el apoyo de mis padres y nunca me han presionado”

Michelito Lagravere será el torero más joven de la historia en tomar la alternativa

De padre torero y madre empresaria taurina no recuerda nunca haber querido ser otra cosa que figura del toreo. A la tierna edad de 10 años enamoró a la afición americana combinando la candidez y la frescura con el arrojo y la pasión propios de un torero y ha triunfado en los cosos más importantes de Latinoamérica. Ahora ese niño de mejillas sonrosadas que destilaba inocencia ha dejado paso a un joven tranquilo y sereno de ideas claras y buenas maneras que siente que ya está preparado para dar el salto al escalafón de matadores.

Pregunta. ¿Qué es lo que lleva a un niño tan pequeño a jugarse la vida en los ruedos?

Respuesta. Pues yo empecé a torear a raíz de que vengo de una familia torera mi papa matador de toros mi madre empresaria y mi hermano becerrista y  desde ahí creo q empezó todo

P. ¿Alguna vez te sentiste presionado?

R. Nunca, siempre he toreado por gusto, siempre he contado con el apoyo de mis padres y nunca me han presionado.

P. ¿Tu realmente entendías que era lo que estabas haciendo?

R.  Pues al principio era un juego, pero empecé a tomarlo enserio cuando toree en Querétaro en un encuentro de escuelas taurinas y lo gane, fue el momento decisivo de mi carrera

P. ¿Cómo se viven los percances a esa edad?

R. Pues son cosas que le suceden a los toreros a cualquier edad, y aunque fue difícil, esta es mi vida y yo quiero triunfar. Los percances forman parte del mundo del toro

P. ¿Cómo lo vives ahora?

R. Me siento el hombre más feliz del mundo ya que creo que he logrado muchas cosas, lo estoy viviendo todo con mucha ilusión y estoy muy motivado para todo lo que viene ahora.

P. ¿Cómo ha evolucionado tu toreo en los ruedos?

R. Mi toreo ha evolucionado mucho, desde la manera de enganchar a los toros desde adelante hasta dejarle la muleta en la cara hasta la colocación y la estética, pasando por la manera de caminar en un ruedo. He crecido como torero a la vez que crecía como persona.

P. ¿Cuál es tu referente dentro de las figuras del toreo?

R. Soy morantista y además admiro mucho a El Juli.

P. ¿Cuál sería tu cartel soñado?

R. Morante, El Juli y Michelito

P. ¿Por qué has elegido Mérida para tomar la alternativa?

R. Fue una decisión que ni dudé en tomar ya que Mérida es mi tierra y aquí me siento muy querido.

P. ¿Cuál va a ser el cartel?

R. Sebastián Castella, Juan Pablo Sánchez y Michelito con toros de Bernaldo de Quiroz

P. ¿Tienes previsto venir a torear a España?

R. No puedo torear allí hasta que cumpla dieciséis años pero es el sueño de cualquier torero y me encantaría.

P. ¿Hay alguna feria que te haga especial ilusión torear?

R. Sin ninguna duda torear en Madrid en la feria de San Isidro sería cumplir un sueño.

P. ¿Cómo ves toda la vorágine antitaurina que se ha desatado en España y Latinoamérica con todas las prohibiciones?

R. Los antitaurinos son gente sin pasión que no tiene otra cosa que hacer que truncar sueños y querer prohibir algo que es cultura e historia.

P. ¿Cómo ves el futuro de la fiesta?

R. Tal y como están las cosas no me atrevo a aventurar nada pero a título personal sueño con triunfar en todas las plazas como cualquier torero.

“Lo que más me ha dolido es que haya empresas que ni se han puesto en contacto conmigo”

Tras 25 años toreando a la muerte entre los pitones, a cara descubierta,  llevando la dignidad por bandera y el corazón en las muñecas, José Pedro Prados “El Fundi” ha dicho adiós. Y deja para la historia, grabadas a sangre y fuego, faenas de hombría y responsabilidad, de mando, temple y mano baja a nombres míticos del campo bravo como Miura, Escolar o Victorino Martín.

Pregunta. ¿Cómo se siente después de haber finalizado su último paseíllo?

Respuesta. Se siente uno un poco raro, un poco nostálgico y con un estado de ánimo diferente, difícil de explicar.

P. ¿Cómo sabe un torero que ha llegado el momento de irse?

R. Eso no se sabe, eso se va adivinando. A mí me han influido mucho las circunstancias, veía que en los últimos años no se me estaba tratando como yo pienso que merecía y cuando han venido los años malos pues lo entendía pero estos dos últimos años yo creo que no se me ha tratado como yo creía y eso quizás me ha llevado a pensar que a lo mejor yo ya venía sobrando.

P. Pero usted es un torero que cuenta con el apoyo y el reconocimiento del público

R. Pero ese calor del público y esa predisposición del aficionado no se ha visto reflejada por las empresas en algunos momentos y yo para estar entregado en cuerpo y alma, entregar toda mi vida a la profesión y que las empresas luego no me respeten es un contrasentido que yo no estoy dispuesto a aceptar.

P. ¿Hay algo que le haya dolido especialmente?

R. Lo que más me ha dolido, por mi y por los aficionados, es que en Francia, que ha sido uno de mis puntos fuertes durante toda mi carrera, las empresas no me hayan respetado y que este año que anuncié que me iba haya habido plazas de primera que ni se hayan molestado en ponerse en contacto conmigo.

planeta toro

P. Ahora mismo, además hay un conflicto muy serio entre figuras y empresarios y el aficionado está en medio, como en tierra de nadie, ¿qué se puede hacer ahí?

R. No lo sé, pero al aficionado es al que hay que proteger y alimentar por encima de todo y toreros y empresas deben llegar a acuerdos para que no disminuyan los aficionados. Hay que mirar por los intereses generales y no por los particulares.

P. ¿Cómo ha vivido el final de la temporada?

R. Con muchísima intensidad, he vivido muchas emociones muy fuertes. Lo he notado especialmente en Madrid en mi última tarde o en Fuenlabrada, en mi pueblo cuando maté los seis toros. Han sido momentos imborrables, el cariño de la gente, el reconocimiento, es muy difícil de explicar.

P. ¿Y qué significa para usted Madrid?

R. Mi relación con Madrid ha sido una relación dura, difícil. Casi de amor odio aunque en los últimos años ya he notado el respeto y la consideración, pero en mis primeros años me costó. Y por eso el último paseíllo en Madrid noté tanto el apoyo del público y que la gente tenía tantas ganas como yo de que aquello saliera bien.

P. ¿Y qué pasó con el ganado?

R. El ganado no sirvió y mi lote, como ha sido habitual en mi carrera, fue el peor. He sido un torero desafortunado en los sorteos.

P. ¿Le hubiera gustado bajarse del carro de las duras y torear algunas más digamos comerciales?

R. Me hubiese gustado, a parte de las duras, alternar con todo tipo de ganaderías y con todos mis compañeros y lo he llegado a conseguir. En 2007-2008 que fue mi mejor año tenía la temporada planificada así, pero fue un año muy duro, llegó el accidente a caballo y las cornadas muy seguidas que me pararon un poco.

P. ¿Qué le parece usted que se produzca esta división entre las duras y las llamadas comerciales?

R. Yo creo que lo que hay son unas ganaderías que están en un gran momento y que son más propicias al triunfo y son las que embisten. Dentro de las duras hay algunas que son malas, que no embisten, que están en un mal momento y que se las considera duras, y no lo son.

P. ¿Y cuáles son para usted las mejores?

R. Entre las comerciales están en un mejor momento Cuvillo, Victoriano del Río, Garcigrande,  y entre las duras Victorino, Escolar, Cuadri, Fuente Ymbro.

P. Me ha sorprendido que me hable del buen momento de Escolar después de lo que se vio en Madrid

R. Eso fue un borrón, fue mala suerte que fuera precisamente en Madrid y es algo que también pasó el año anterior pero no es representativo, sobre todo en Francia tiene un cartel altísimo y se ha visto el buen momento que atraviesa.

volver a los ruedos

P. ¿Ha cumplido todos los objetivos que tenía marcados?

R. No, podría haber subido dos o tres escalones más y que por unas circunstancias u otras no he sido capaz. Sobre todo tras el percance del caballo que me he levantado, he vuelto a caminar pero no he podido recuperarme del parón.

P. ¿Volvería a Madrid para intentar una despedida mejor?

R. Como tal no, he comprobado que Madrid es muy complicado, es muy difícil que salgan las cosas y no. Que encajara un cartel que me gustara, una cosa benéfica o algo interesante, si.

P. Hay posibilidad de volver a verle?

R. De momento m la decisión está tomada y me voy para no volver a menos que las circunstancias sean totalmente distintas. Si a mí me ofrecen algunas corridas que me interesen en lo artístico y en lo económico me lo pensaría pero yo creo que eso va a ser muy difícil. Pero yo me siento bien, en buen momento y me lo pensaría.

P. ¿Qué va a hacer ahora José Pedro Prados en lo personal?

R. Me voy a dedicar al campo, a la ganadería y luego ya veremos.

P. ¿Qué consejo le daría a un niño que empieza?

R. Yo le diría que esta es una profesión muy dura pero que con afición, con verdadera afición, se consigue todo. Enrique Martin Arranz que era director de la Escuela Taurina cuando yo empezaba decía que para ser torero hacen falta tres cosas, afición, afición, afición y yo creo que es verdad. Qué eso es lo más importante.

¡Hasta pronto, Caye!

Mediante un comunicado en la web, en bajito, pero a hombros. Se ha ido envuelto en la misma expectación con la que llegó, y en silencio. Como acostumbra.

Silencio de respeto, con el peso de Sevilla. Silencio de responsabilidad, desde el cielo de Barbate. Silencio torero, en las sombras del traje. Silencio que son preguntas sin respuesta, silencio a una temporada de silencios.

Inesperado adiós revestido de hasta luego, en la mirada del torero; un hasta pronto desde los tendidos, colmados de pañuelos blancos y emoción, como quien despidió al Titanic, para no volverlo a ver.

Y un hasta siempre en la historia.